La ciencia al servicio de la salud

Desde hace más de 40 años don Fernando Canales, nuestro fundador, apoya económicamente a un hospital comunitario no lucrativo en la entrada de la de la selva de Chiapas que atiende principalmente a la población indígena: tzeltales, tojolabales, choles y tzotziles de bajos recursos en el municipio de Altamirano. Como expone don Fernando, “hay que proteger a los indígenas con quienes tenemos una deuda y una obligación”. Por ello desde hace dos años CANALES DE AYUDA apoya al hospital san Carlos para que los habitantes de la región tengan servicios médicos de calidad en un hospital escuela con reconocimiento oficial en el que médicos en formación y especialistas de todo el mundo realizan rotaciones y campañas médicas para poner su experiencia y conocimiento en beneficio de la localidad. Este financiamiento se aplica en diagnóstico, tratamiento y prevención de la tuberculosis, lo que contribuye a reducir la tasa de mortalidad por este padecimiento. Esta contribución hace posible atender al año más de 350 pacientes y se vigila a más de 50 familias. El modelo de atención que respeta su cosmovisión ha permitido fidelidad al tratamiento, alcanzando una tasa de curación del 89%. Además, se realizan anualmente cerca de 400 estudios de laboratorio como papanicolau, perfil tiroideo, antígeno prostático y biopsias, entre otros, que permiten un diagnóstico certero y un tratamiento más eficaz del enfermo

Volver a arriba